Página 16 - SENOHI

Versión de HTML Básico

RELATOS DE AMBIENTACIÓN HISTÓRICA |
I SENOHI
|
16
|
--Esa es la Tierra del Fin del Mundo, señor.
Lo miré‚ sobresaltado. El indio también miraba la lejanía, y su rostro impenetrable no me
permitió vislumbrar emoción alguna.
--¿Por qué ese nombre? --le pregunté vivamente interesado.
--Porque cada paso que se da por ella acerca al Fin.
--¿Cómo lo sabes?
--Por una vieja leyenda de los antepasados.
--Háblame de esa leyenda --mi tono fue de una súplica tan manifiesta que le desvió la mirada
hacia mí.
--... necesito saberlo --insistí.
--Dicen que cuando el Hacedor creó el mundo distribuyó los mares, los ríos, los fértiles valles
y los inmensurables desiertos. Cuando hubo acabado su obra le sobró de todo un poco y como no
hallaba qué hacer con aquello lo tiró detrás de la Gran Cordillera. Por eso en estas tierras hay de
todo..., por eso está siempre en movimiento..., por eso luego de ella no puede haber nada.
Su voz había adquirido resonancias telúricas que hicieron estremecer mi alma.
--¿Y vive alguien en ese extraño territorio? --pregunté anhelante.
--Dicen que en los Bosques Brumosos, allá en el borde del Fin, viven unos indios singulares.
--¿Y qué los hace singulares? --indagué sorprendido.
--Desprecian la vida --respondió el indio, alejándose a grandes pasos por la pendiente.