Página 42 - SENOHI

Versión de HTML Básico

RELATOS DE AMBIENTACIÓN HISTÓRICA |
I SENOHI
|
42
|
—Imposible. Hace años que su madre se lo llevó al extranjero.
—¿Y qué sabes de él?
—Nada. Ni quiero saber. Es algo que forma parte del pasado, pero me estaba quemando por
dentro hasta que lo he soltado. Sólo quiero que entiendas que tu madre es la única mujer a la que
he amado en mi vida.
—Me dirás al menos su nombre.
—Creo que su madre se decidió por Manuel. Ella se apellidaba Vaca; supongo que le pondría
también así.
En la calle era noche cerrada. Hacía mucho frío cuando abandoné el cortijo y me dirigí a la casa
de mis abuelos, recorriendo cabizbajo las calles a oscuras. Cuando llegué, mi madre estaba en el
salón, dejándose la vista para tratar de remendarme unos pantalones a la escasa luz de una lámpara
de petróleo.
—¿Dónde has estado toda la tarde, Antonio?
—Con los amigos —m